23 | Pablo Fidalgo y Celso Giménez: La velocidad del padre, la velocidad de la madre

image023

Las palabras son inexactas, pero es lo único que tenemos, por eso hay que hablar mucho, hablar de todo como si fuésemos hombres perfectos. Uno lee y se retuerce de dolor, y se muere por las noches porque le duelen los ojos y va al museo o al cine o al teatro y se muere de dolor porque no entiende nada. Pero después cuando lo comparte lo olvida todo, y creéis que eso es lo bello, pero hay que compartir desde el dolor, celebrar el arte desde el dolor, he tenido suerte contigo pero tú también has tenido suerte conmigo. Yo sólo hablo como si fuese un hombre perfecto. ¿Dime cómo salta, dime cómo ríe, dime cómo habla el hombre perfecto? ¡Háblame! Seguro que cuando salgas vas a pedir muchas cosas, muchos juguetes. Empieza a pedir ahora para que sepa por dónde empezar.

Prométeme que nacerás y nos explicarás por última vez el cielo
Por última vez el mar
Por última vez la lluvia y los números
Prométeme que nacerás y nos explicarás por última vez
La palabra y el silencio y la muerte
Y cómo vienen los niños al mundo
Prométeme que nacerás y nos explicarás todo otra vez
Para que dejemos de hablar de ello
Y podamos vivir

© Textos: Pablo Fidalgo y Celso Giménez

La velocidad del padre, la velocidad de la madre se estrenó en la Sala García Lorca de la RESAD de Madrid, el 23 de noviembre del 2006, con el siguiente reparto: La velocidad del padre: Violeta Gil y José Zamit; La velocidad de la madre: Itsaso Arana y Aitor Miguens. Este texto fue escrito para ser llevado a escena por Itsaso Arana, Pablo Fidalgo, Violeta Gil y Celso Giménez. La Tristura.

PVP 5 euros
ISBN: 978-84-96523-23-4
Correspondencia y pedidos: AF Lera

AÑADIR AL CARRO
(sin gastos de envío en España)

Esta entrada fue publicada en La Tristura y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.