58 | Pedro Fresneda: No deberíamos salir nunca de aquí

(Comprar)

Una necesidad ancestral te incomoda.
No eres capaz de reconocerla.
Un pequeño malestar, una añoranza casi imperceptible.
Imposible identificar el origen de esta molestia.
No es que sea insoportable ni nada de eso, pero se trata de algo constante.
Buscas el origen.
Primero buscas en los asuntos externos, en el contexto.
Después en ti mismo.
Profundizas.
No encuentras nada y la molestia continúa.
Terminas por aprender a vivir con ella.
Como si se tratase de un compañero molesto que siempre te acompaña.
Pasa el tiempo.

* * *

Vale, es que, como siempre llegáis tarde, lo que quería deciros antes, cuando no estabais, es que, en el día día de hoy, por tratarse de lo que se trata, no asistirá a la fiesta de los tristes la estupidez. Ni la política, ni la mentira, ni la apariencia, ni la conveniencia, ni la salud, ni la precaución, ni el tiempo limitado, ni la felicidad cueste lo que cueste, ni el futuro asegurado, ni los preclaros, ni la paz de unos pocos, ni la vergüenza, ni las playas sin perros, ni las aceras humanizadas, ni los códigos éticos, ni la culpa, ni la responsabilidad ni por tanto los responsables, ni las medidas, ni las mediciones.

Hoy por supuesto tampoco serán invitados los límites, ni las líneas divisorias, ni los códigos de ningún tipo, ni la ley, ni el poder, ni la razón, ni los putos cronistas de las fiestas de los tristes.

Hoy únicamente los tristes, con su tristeza, y los decadentes siempre solos, hoy algún que otro equilibrista instalado en el extremo del extremo del equilibrio.

Hoy el extremo resultará un lugar seguro, hoy en la fiesta de los tristes nos colocaremos al borde y la caída será una posibilidad como otra cualquiera, pero eso pasará después, o no pasará, o pasará cundo nadie esté mirando.

© Pedro Fresneda

No deberíamos salir nunca de aquí se estrenó el 14 de marzo de 2014 en Teatro Ensalle de Vigo. Interpretación y creación: Raquel Hernández, Artús Rei y Jorge Rúa. Con texto, dirección e iluminación de Pedro Fresneda.

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

57 | La tristura: El sur de Europa. Dias de amor difíciles

(Comprar)

Fragmento

Allí, esas tres islas pequeñas, están colocadas de tal forma que, cuando los barcos pasan entre ellas, se dice que los navegantes se tiran al mar. Que se lanzan desesperados, pierden la razón y mueren en el agua. La forma en la que están colocadas esas islas en el mar hace que los ruidos de los animales marinos, los gritos de las gaviotas y el ruido de los otros barcos se conviertan en algo que cualquiera podría identificar como el canto de una sirena. Es un efecto similar al de los teatros griegos, el sonido se multiplica en diferentes armónicos y los navegantes, muchos, se dice que se tiran al mar. Y se supone que se tiran, no porque las sirenas canten bien, sino porque ese canto imperfecto, agudo, extraño, que escucha el navegante, le obliga; le moviliza a saber más, a buscar la fuente misma de ese sonido. Y, bueno, se dice que las primeras voces que escuchamos, la primera voz de nuestra madre cuando estamos dentro de la tripa, se parece al sonido de las sirenas, porque es un sonido anterior al vocabulario, atravesado por los líquidos y por el agua. Y cuando te escuché en el teléfono después de tanto tiempo tuve la sensación de que siempre he seguido tu voz. Y cuando me has llamado siempre he ido. Cuando escuché tu voz pensé que eso era el hilo de toda nuestra vida juntos, que de alguna manera cuando escuchaba tu voz siempre he ido a buscar la fuente de ese sonido. Siempre he ido a buscarte.

El sur de Europa. Dias de amor difíciles, pieza de La tristura, se estrenó en febrero de 2013 dentro del festival Escena Contemporánea 2013. Este Pliego de Teatro y Danza se publica con motivo del ciclo «La tristura 2004-2014» en el Teatro Pradillo de Madrid, en enero de 2014.

En escena: Rafa Alberola, Itsaso Arana, Chiara Bersani, Javier Calvo, Nilo Gallego, Violeta Gil, Celso Giménez y Pablo Gisbert. Diseño de iluminación: Eduardo Vizuete. Arte: Ana Muñiz.

© Textos: La tristura

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

56 | Pedro Fresneda: Imprudentemente deseé

(Comprar)

MOMENTO II

Incendio

Raquel
Me hablas del asco y te digo incendio
Te miro a los ojos y te digo incendio
Te mueves, te revuelcas, corres, gritas, te excitas, lloras, brillas y yo te digo incendio.
Pasa el tiempo y el silencio.
No pasa nada e inquieto te giras hacia mí con los brazos abiertos,
como preguntando, pidiendo explicaciones, harto de esperar.
Entonces yo te digo incendio.
Vamos a quemar el mundo, decíamos, vamos a quemarlo todo.
Esperábamos el momento adecuado, esperamos y esperamos.
Queríamos que no quedase nadie dentro, ningún muerto amado, queríamos vaciarnos del todo.
Hasta no tener fuerza.
Estamos quemando nuestra vida a la espera de mejores incendios.
Estamos escribiendo sobre los papeles que debieron ser mecha,
bebiendo los licores que guardábamos para ser combustible,
bebiendo y escribiendo, hasta perder la vista, hasta perder el pulso, hasta ser incapaces de empuñar el fuego en nuestras manos.
Fuego frío el nuestro, fuego en espera, hasta no poder levantar la voz.

Artús
¿Tú me ves mejor? ¿Estoy mejor? Pues no. ¿Sabes cuando se te mete algo aquí?, no se te mete, está ahí y tú intentas… y ni para arriba ni para abajo. ¿Me entiendes? Mira.

Jorge
Es como asomarse al precipicio, ¿eh?

© Pedro Fresneda

Imprudentemente deseé se estrenó el 12 de octubre de 2012 en el Teatro Ensalle de Vigo, con Raquel Hernández, Artús Rei y Jorge Rúa y dirección de Pedro Fresneda.

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

55 | Carlos Sarrió: Nunca debimos empezar por ahí

(Comprar)

Fragmento

Elisa siempre llora en el restaurante ruso. No sabemos si llora en todos los restaurantes rusos. Pero en el restaurante ruso que está en la Plaza de la Paja siempre lo hace. Es lo que nos explicó cuando comíamos allí y al final de la comida, mientras hablábamos de la infancia de nuestros padres, rompía a llorar y mientras lo hacía nos contaba que la primera vez que estuvo, ante lo cual dedujimos que esa vez era la segunda, también lloró. Y en esa primera vez, recordaba con voz entrecortada, lo hacía sin motivo aparente. Quizás la camarera rusa, la música rusa, la tristeza rusa, la comida rusa, el vodka ruso… No sabemos. Y es que las personas vamos siempre cargadas con nuestro llanto allí donde estemos. Tratamos de no usarlo. Como si hacerlo fuera el último recurso. Como si llorar fuera la prueba de que no hay nada que hacer con el asunto. Como si llorar fuera la muestra palpable de nuestra impotencia. Y puede que ciertamente así sea. Y lo que me pregunto es que por qué no lo hacemos más. Lo de llorar, quiero decir. No queremos mostrar nuestra impotencia. Es difícil mirar a alguien que llora sin hacerlo tú también. Y me vienen a la cabeza las imágenes de la tele en que aparecen esas mujeres llorando de desesperación porque han perdido algún hijo, en cualquiera de esas guerras interminables que cuidamos con tanto esmero para que no acaben. No puedo… es difícil mantener la mirada, es difícil no llorar con ellas. Y es que se me ocurren muchas razones para echarnos a llorar y no parar. Y se me ocurre que podíamos quedar todos a alguna hora concreta y echarnos a llorar, no de impotencia, sino de rabia. Y llorar y llorar y no parar de hacerlo. No sé cuántos litros de llanto puede generar una persona (lo miraré en Internet), pero lo suyo sería gastarlos todos. Todos a la vez. Llorar hasta deshidratarnos.

© Carlos Sarrió

Nunca debimos empezar por ahí se estrenó el sábado 23 de noviembre de 2013 en La Nave de Cambaleo (Aranjuez, Madrid). Intérpretes: Antonio Sarrió, Begoña Crespo, Eva Blanco, Julio C. García y Carlos Sarrió. Video en escena y diseño gráfico: David Ruiz. Elementos escénicos: Pablo Almeida y Gonzalo Buznego. Técnico: Francisco Ruiz. Texto y dirección: Carlos Sarrió.

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

54 | Itxaso Corral Arrieta: El cráneo roto y la entraña recién nacida temblando

(Comprar)

FRAGMENTO I

es antes, antes, un poquito antes,
antes y antes y un poco antes,
justo antes y todavía un poco antes,
justo cuando vas a pero es un poco antes
y cuando te parece que ya es antes,
es un instante antes, lo justo antes,
es justo antes, donde está el ir a,
justo antes,
antes un poco antes,
es antes de ir a o de empezar a,
es justo antes
y es quedarse antes
y estar ahí justo antes.

FRAGMENTO II

Salgo a la terraza.
El sol calienta muy fuerte.
Paro
y el sol toca mi piel.
Brazos. Pies. Cabeza. Cara.
Cuello.
Y paro.
No puedo hacer otra cosa.
Esta superioridad del sol me pone en mi sitio.
No hay muchas cosas tan importantes como el sol.
Mi cuerpo se rinde ante él. Mi mente ha desaparecido.
Creo que acabo de entender
miles de años de adoraciones al astro rey,
dios sol.
Aunque se me olvidará rápido.
Quema mi piel.
No me necesita.
No hay nada más que decir. Ni hacer.
Astro rey. Dios sol.
No es misticismo.
Es la puta aplastante realidad de la luz, del calor, de la piel.
La aplastante realidad de los tamaños, las dimensiones.
Esa bola gigante ardiendo, dando vida.

Nota de la autora

Este texto y su presentación en público constituyen un nuevo intento desesperado de presencia, comunicación y vínculo, que puede tener lugar gracias al tiempo, la respiración, el afecto, la vibración, el poderío vital y el buen trato de Óscar Bueno Rodríguez, Diana Delgado-Ureña, Óscar Dasí, Carlos Marquerie, María García Vera y Arantxa Arrieta Gutiérrez.

Parte de los textos incluidos en este Pliego fueron escritos entre las nieves caídas sobre Lasierra, Álava, durante los días que pasé en Azala, espacio de creación, invitada en el proyecto Topo.

Algunos de los textos vienen de este año 2013 en el que aprendí la traición.

Otros vienen del infinito y más atrás.

Y los que quedan, de cuando en una Asturias de lluvias extraordinarias, me di cuenta de la sal, compré el primer cerebro y le canté.

Dar las gracias es importante. La amabilidad y el agradecimiento son para mí potencia, acción y posibilidad. Así que gracias a todos los que me dais instantes de buen trato y me acompañáis. Y muchas gracias a ti por leerme, y entonces, inevitablemente, acompañarme también.
© Texto e imágenes: Itxaso Corral Arrieta

El cráneo roto y la entraña recién nacida temblando, de Itxaso Corral Arrieta, se estrenó el 13 de diciembre de 2013 en el Teatro Pradillo de Madrid.

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

53 | Rodrigo García: Daisy

(Comprar)

Nota del autor

En esta monumental obra aparece cada noche el filósofo Gottfried Leibniz para explicar un montón de cosas a la perrita Daisy, como el texto no indica. También hay rituales de la Masonería de la Cucaracha, hay danzas con perros, caracoles, tortugas y cucarachas vivas, hay bailes con centollos y un cuarteto de cuerdas interpreta a Beethoven y hay mucho, mucho más, todo no indicado en el texto.
Fragmento

LAS CUCARACHAS COLABORAN EN LAS TAREAS DOMÉSTICAS. A SU MEDIA NARANJA EL CUERPO LE PARECÍA UNA MIERDA. EL ESQUÍ ACUÁTICO COMO HUMILLACIÓN EN PÚBLICO. EL HOMBRE CACTUS VA A LA PLAYA

En alguna parte del mundo, quién sabe dónde, había alguien domesticando un perro. Y en alguna otra parte del mundo, quién sabe dónde, había alguien domesticando un gato. Y en otra parte del mundo, quién sabe dónde, había otro adiestrando a un chimpancé. Y en otra parte del mundo, por ahí bien lejos a tomar por culo, había otro domando un caballo. Y en otra parte del mundo, sabe Dios dónde, había alguno enseñando palabras sueltas a un papagayo. Y en algún rincón del planeta, a saber cuál, había alguien encantando a una serpiente. Y muy a tomar por culo, en una aldea de Japón, había dos padres educando a su hijo y en otro rincón del globo, en Las Vegas, había uno enseñando a leer a un Pavo Real, sin obtener resultados

Mientras tanto, yo me dedicaba a adiestrar un nada desdeñable ejército de cucarachas

Había fracasado con mujeres, había fracasado con niños, pero con las cucarachas se me daba bien

No sólo no se me escapaban a los lugares roñosos y mágicos que les correspondían por ser cucarachas: las cañerías del retrete, las autopistas invisibles que hay debajo del papel de la pared

Sino que se quedaban todas durmiendo a mi lado alrededor de la cama y tenían funciones asignadas como si fuesen las abejas de una colmena

Conseguí, luego de un año y pico dale que te pego, establecer un orden jerárquico en el enjambre de cucarachas, hice una colmena con aquellas cucarachas, una metamorfosis de cucaracha en abeja que si la viese Maeterlinck se quedaría acojonado: mis cucarachas sabían llegar a la nevera, abrirla y traerme un botellín de Heineken

Sabían donde estaban las zapatillas de andar por casa y se las ingeniaban para tenerlas preparadas junto a la puerta a las siete de la tarde, cuando regresaba de trabajar
© Rodrigo García

Dibujo de cubierta: Arturo Iturbe

Daisy, texto, espacio escénico y dirección de Rodrigo García, se estrenó los días 10 a 13 de septiembre de 2013 en la sala Théâtre des Haras de Annecy (Francia), con los actores Gonzalo Cunill y Juan Loriente. Cuarteto de cuerdas: Nathalie Geoffray-Canavesio (violín), Marie-Edith Renaud (violín), Clémence Guillot (viola), Noé Natorp (violoncello), músicos de la Orchestre des Pays de Savoie. Ayudante de dirección: John Romão. Creación de iluminación: Carlos Marquerie. Creación de videos: Ramón Diago. Escultura Daisy: Cyril Hatt. Espacio sonoro: Daniel Romero. Pelucas: Catherine Saint-Sever. Entrenador de perros: José-Claude Pamard. Técnico de sonido: Vincent Le Meur. Dirección técnica: Roberto Cafaggini. Apoyo técnico: Jean-Yves Papalia.

Producción: Compañia Rodrigo García, Bonlieu Scène Nationale Annecy y La Bâtie-Festival de Genève con el apoyo del Théâtre Saint-Gervais Genève en el marco del proyecto PACT benefeciario de FEDER, programa INTERREG IV A France-Suisse.

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

52 | Rodrigo García: Gólgota picnic

Comprar

Fragmento

Para empezar, Cristo en la cruz toma buena nota de lo que se hará más tarde con su imagen: siendo Dios, tenía esa facultad, entraba dentro de sus posibilidades

Podía ver el futuro, pero no participar de él

Supo ver lo que harían con su imagen los maestros primitivos y los del Renacimiento

Es lo primero que quiere aclarar, regresa de entre los muertos para quejarse de cómo le pintarán más tarde Grünewald, Antonello da Messina, Memling, Rubens, Bellini y otros, de menos renombre

No está de acuerdo con nadie

Le molestan todas las ilustraciones que se hicieron de su figura

Es vanidoso

Aprobaba, eso sí, el tono general de los cuadros y los frescos: habían conseguido una iconografía del terror, que, irónicamente, partía de la palabra amor

Dirigió y protagonizó una perfecta iconografía del terror plasmada en estampas diabólicas durante siglos

Estaba entusiasmado hasta con los rituales que en Viena hacía Hermann Nitsch allá por el siglo XX

Arrastramos una herencia visual demasiado tormentosa, una pesadilla sobre lienzos, tablas y papel

Si te lo propones, puede que te olvides de las palabras; pero de las imágenes no te libras

Un Cristo en la cruz es un Cristo en la cruz, un clavo, la sangre, las heridas quedan grabadas como puñetazos en el cerebro, como si te pegara Mike Tyson

[…]
© Rodrigo García

Gólgota picnic, creación de Rodrigo García, se estrenó el 7 de enero de 2011 en el Teatro María Guerrero de Madrid.

Música: Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz, de Joseph Haydn, interpretada en directo por el pianista Marino Formenti.

Actores en escena: Gonzalo Cunill, Núria Lloansi, Juan Loriente, Juan Navarro y Jean-Benoît Ugeux. Texto, dirección y escenografía de Rodrigo García, iluminación de Carlos Marquerie, videocreación de Ramón Diago, espacio sonoro de Marc Romagosa, vestuario de Belén Montoliú, John Româo como asistente de dirección y Roberto Cafaggini como asesor técnico. Fue una producción de Centro Dramático Nacional, Théâtre Garonne de Toulouse y Festival d’Automne de París.

Foto de cubierta: Christian Berthelot

PVP: 5 euros + gastos de envío

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario